Skip to content

X Media Maratón de El Escorial, 19 de junio de 2011

21 junio 2011


Dos horas y tres minutos para constatar no sin sorpresa que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, y que en particular el corredor es el único vertebrado que repite una carrera a sabiendas de que las va a pasar canutas, siempre y cuando no haya habido fallos de organización en la última edición.
Así es la Media Maratón de El Escorial. Una carrera en la que, simplemente, te apuntas si estás muy, muy, muy bien entrenado, tu personalidad tiene un perfil masoquista, o bien por alguna promesa o exceso de estrés en tu vida decides desarrollar algún comportamiento autolítico (autoagresión, para los no iniciados)
Si además hace un calor de narices, entonces únicamente la inconsciencia puede explicar la tranquilidad con la que uno se presenta un domingo a las 9 de la mañana a los pies del monte Abantos, en lugar de quedarse en casa durmiendo un poco o irse a jugar un partido de pádel.
Dicho lo cual, no sólo pude disfrutar la ausencia de presión para no llegar el primero a la meta, sino que cumplí el viejo sueño de salir de verdad de verdad el último de todos. Que nadie pierda un segundo en intentar encontrar un significado a esto. A mí mismo me da miedo asomarme al abismo de mi psique, de modo que lo dejaré estar.
Como el recorrido era el mismo que el del año pasado, poco voy a añadir para no repetirme. Sólo mencionar lo increíble de las vistas en los seis kilómetros de subida, ya por eso merece la pena esta carrera. Aunque también es verdad que cualquier persona normal podría ir paseando o en coche, le gustaría lo mismo y lo más probable es que no echara el bofe. Y la gozada de la bajada, siempre y cuando no pierdas pie.
Voy a ponerme una señal en la agenda de junio del año que viene para releer esta crónica. Con lo fácilmente que olvidamos los malos momentos, y la tendencia a acordarnos sólo de los buenos, podría darse el caso de que me volviera a inscribir por tercera vez consecutiva. Si lo hago, por favor, que alguien llame a un buen especialista.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. Jaal permalink
    22 junio 2011 06:04

    El año que viene te voy a llamar para decirte que me he apuntado. ¡¡ No puedes dejarme a mi suerte !!

    Saludos Juan, autolítico.

  2. 22 junio 2011 06:30

    Bien. Las espectativas que se habían creado entorno a tu presencia en esta carrera cumplen lo esperado. Ahora bien, no hablas de dolores abdominales, pajaras y pajarones, calambres, alucinaciones o naúseas. Qué pasa? Prefieres obviar este capítulo o simplemente es que no hubo? Marque 1 para haberlas pasado putas. Marque 2 para haber ido muy sobrado.
    Salud, gacela¡

  3. 22 junio 2011 07:41

    Por alguna razón desconocida, los corredores no almacenamos los malos momentos, solo el momento de cruzar la meta y eso es lo que queda registrado 🙂
    El próximo año me uniré al grupo de los que te recordará que nos hemos inscrito a esta carrera 🙂
    bss
    Tania

  4. Korrecaminos permalink
    22 junio 2011 09:10

    Otro valiente que se une a las Medias veraniegas, está claro que estás hecho de otra pasta.

    Un abrazo.

  5. 22 junio 2011 09:42

    Además te queda esa experiencia de haber salido el último, así que en el total de la prueba remontaste un montón de puestos. Felicidades y seguro que volveremos a leerte otra crónica de esta Media.

  6. 22 junio 2011 13:30

    Eres un fenómeno.
    Y repetirás seguro…

    Salu2-G

  7. Victor permalink
    22 junio 2011 19:06

    Bendita inconsciencia . El año que viene si llego sano, allí estaré. Es una carrera a la que tengo muchísimas ganas a pesar del calor.

    Ah y espero verte.

  8. Bel_ga_rion permalink
    23 junio 2011 13:21

    Cierto es que tendemos a recordar sobre manera los buenos momentos y los malos se diluyen, pero seguro que acabaste pasándolo bien, en ese perfil masoquista que nos caracteriza.

  9. 26 junio 2011 12:15

    Jajaja, es verdad que pasado el tiempo solo nos acordamos de lo bueno! muchas felicidades y a seguir disfrutando!

  10. *Pegasus* permalink
    8 julio 2011 10:02

    Llego tarde a tu crónica. Sabias palabras contiene. El año que viene, si los dioses nos son propicios, espero ser testigo de tu gesta. Ya, si eso, te espero en meta con un par de birritas en la mano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: