Skip to content

Media Maratón San Lorenzo de El Escorial, 20 de Junio de 2010

20 junio 2010

Los héroes de El Escorial, antes de la carrera

Me gustaría encontrarme un día cara a cara con el psicópata que diseñó el circuito de la Media de El Escorial. No hay un solo metro en esta carrera en la que no se sufra por activa o por pasiva, y sin embargo, como se verá, es una carrera para no olvidar y para volver.
Hacía fresco a primera hora de la mañana, un domingo perfecto para levantarse tarde, desayunar con la familia, leer el periódico y salir a tomar el aperitivo . Aún así, una representación pequeña pero digna de la comunidad bloguera -Risco, Rafa y un par de amigos, Raquel como supimos después no llegó a tiempo- hemos comparecido en El Escorial para dejar constancia de nuestro compromiso y vocación de sacrificio, cuando no de nuestra tara mental, subiendo al monte Abantos.
Tras los saludos pre carrera, en la puerta del Burguer, y no sin ciertas ganas de zamparnos un menú Whopper con doble de queso, y la foto de rigor, nos hemos dirigido, casi arrastrando los pies, a la salida, junto a otros casi quinientos desequilibrados. La frase más oída era “¿Pero qué estoy haciendo yo aquí?”. Un poco por vocación, un poco por vergüenza, al final nadie se ha rajado y a las 9:30 hemos partido hacia el martirologio. Me sentía un Marine en la barca de desembarco cerca la Normandía.
Música a tope en el iPod, en modo shuffle, empezamos con el Ashes to ashes de David Bowie, buena pieza para empezar a ponernos las pilas. Los tres primeros kilómetros los he hecho acompañado de Risco. No soy idiota: él ha ido a mi ritmo, pero esto nunca lo confesaré en público. Justo después de la marca , empieza una subida bestial de 6 kilómetros con unas pendientes increíbles. La carrera se alarga y da pavor ver a los primeros, arriba y lejos. Highway to hell , de AC DC, en el mp3, el mejor acompañamiento para estos duros momentos. Veo a lo lejos a Rafa, parece que va prudente y bien. Un poco antes del kilómetro 6, lo confieso, paso de correr despacio a andar rápido. Como tantos otros. Las pulsaciones se disparan y las curvas tienen una pendiente que te destroza las piernas y te dejan sin aire. Prudencia, esto no es como empieza, sino cómo acaba
Pasado el avituallamiento del kilómetro 7, las pendientes se suavizan y vuelvo a correr. Además, las vistas desde arriba son increíbles, sólo por eso merece la pena el sufrimiento.
Después del kilómetro 9, empezamos a bajar. El psicópata no ha marcado este camino para que los corredores descansemos, sino para que sufran los cuádriceps. Volamos. Canta Jude Sim To be free, to be wild, con música de Mike Oldfield, también muy apropiado, dan ganas de bajar con los brazos abiertos.
Allá por el 12, alguien ha escrito en una pared: “Corres detrás de un sueño para darte de frente con la realidad”. Justo cuando en el iPod Supertamp entona en su concierto de París “Dreamer”, como si alguien estuviera jugando con las canciones para darle sentido a la carrera. Imagino quién ha sido el del graffiti, porque justo después empiezan a aparecer repechos cortos pero intensos que rompen el ritmo y disparan las pulsaciones. Pero se combinan con tramos de bajada que permiten recuperar. Lo malo es que las cuestas están a la vuelta de las esquinas, cuando menos las esperas.
Duelen las piernas por el esfuerzo, las cuestas abajo son pronunciadas y con muchas curvas, no deja de tener su peligro. Cuando en el 15 Pink Floyd toca el “Speak to me” del Pulse, ya me siento invencible. Sé que llevo buen tiempo y tengo la mente preparada para afrontar las cuestas del final de carrera. En las calles sólo hay voluntarios pero todos animan, no les puedo oír pero con verles basta.
Llegamos al Monasterio y suena Bowie otra vez, China Girl. Sólo quedan tres kilómetros. Por si a alguien le quedan fuerzas, hay otra cuesta tremenda antes del 19, de quinientos metros. Voy muerto. Ya no me duelen los gemelos ni los cuádriceps. Ahora son las rodillas. No quiero mirar las pulsaciones. Debo de ir doblado. Pero no me da la gana parar. Este es el sufrimiento que hace fuerte. Le conozco. Le conozco desde la Media de Segovia. Pero hoy no me domina él a mí. Le controlo yo a él. Cuando llego arriba, acopañado del solo de guitarra de Iggy Pop, en el 19, sé que le he ganado. Era la sensación que estaba buscando y que me va a acompañar mucho tiempo.
Los últimos dos kilómetros son larguísimos. Al menos hay otros tres repechos para sufrir.
Pero todo llega, y al encarar la meta veo, justo después de la alfombra, a Rafa y a Risco, animando, sí, pero con las manos llenas de vasos de cerveza.
Finalmente, 2:02:44. Buenísimo, no he podido entrenar lo que hubiera querido, y aún así es una gran marca para este perfil.
Una carrera inolvidable, dura como pocas pero preciosa.
Próxima cita: Carrera del Rock & Roll, también en El Escorial. Aviso a navegantes: yo me encargo de la quedada, en la que se pretende se prolongue con terracita y cervezas posteriores.
Los héroes de El Escorial, después de la carrera

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. Halfon permalink
    21 junio 2010 06:16

    Que buena carrera, cuando sea mayor yo también quiero sufrirla, digo correrla.

    La cuentas de tal forma que estoy pensando si tomarme el te que tengo al lado o irme a por una cerveza.

    Un fuerte abrazo,

  2. 21 junio 2010 06:35

    ¡¡¡Enhorabuena Juan!!! menuda pedazo de media que te has metido para el cuerpo y por lo que dices con buena marca. Las carreras con cuestas son complicadas de correr tu lo has hecho bien y con nota.

    Un abrazo.

    P.D. el sufrimiento no te hace fuerte, lo que te hace fuerte es el esfuerzo con moderación.

  3. 21 junio 2010 07:17

    Que buena carrera, es una carrera de montaña 100% aunque sobre asfalto y te has hecho un carrerón. Acompañado de Bowie, ACDC, Pink Floyd, Iggy, etc., no te podía ir mal, ellos nunca te fallan.

  4. 21 junio 2010 07:44

    Felicidades Juan, una gran carrera para disfrutar sufriendo el recorrido, además en buena compañía personal y musical.

  5. 21 junio 2010 08:08

    Joder, Genial!!! Juan… a ese ritmo musical como has disfrutado maldiciendo al psicópata… jajaja…
    Felicidades por tan buena carrera

  6. 21 junio 2010 08:32

    Buena selección musical para las cuestas… Y has hecho un tiempazo, como estás mejorando, que jodio… En otoño bajas de 1,55 en media llana seguro seguro…

    No es que me de mucha envidia tanta cuesta, pero habrá que apuntarse esta carrera para otros años

    Un fuerte abrazo

  7. 21 junio 2010 11:23

    Enhorabuena Juan, la has corrido de manera muy inteligente, un año de estos tendré que probar esas cuestazas…

    Un saludo
    Quique

  8. 21 junio 2010 12:20

    ¡¡Enhorabuena, socio!! Por lo que le he leido a Rafa y lo que te he leido a ti, de autenticos heroes lo de esta carrera, ¿no?

    De fábula terminarla así de bien. Felicidades, Juan.

    Un abrazo.

  9. FERNANDO REVUELTA Fer Panama permalink
    21 junio 2010 16:32

    Enhorabuena Juan, que tremenda carrera, solo ya el terminarla es una pasada,…que bueno que la hayas disfrutado.

    Un abrazo desde Panama,
    FER

  10. victor permalink
    21 junio 2010 18:04

    Súbidas, grandes bajadas, cervezas… y con esa selección músical…que más se puede pedir!!!.

    Enhorabuena Juan por tú carrerón y el año que viene a repetir… que ganas.

    Un saludo

  11. 22 junio 2010 10:09

    Crónica a la altura de la carrera, es decir, muy alta, con lo dura que la pintais teneis la habilidad de hacerla suculenta, teneis unos dedos diabólicos escribiendo.

    Un abrazo.

  12. 22 junio 2010 14:09

    Excelente crónica Juan y mi más sincera enhorabuena!!! muy buen crono para una media de estas caracterísicas y con el poco entreno!! qué máquina!
    Nos vemos en la del Rock & Roll 🙂
    Ahora a descansar y disfrutar del reto conseguido 🙂
    bss
    Tania

  13. 22 junio 2010 16:56

    Juan Antonio, eres todo un campeón!!!! Por lo que cuentas, tuvo que ser muy dura. Lo que alucino es que te acordaras de toda la música que escuchaste. En fin. Que yo cuando corro, no me acuerdo ni del sitio por el que he pasado.

    Veo que tus marcas están mejorando un montonazo. Enhorabuena!!! El año que viene te sales del mapa. Por cierto, yo me apunto a la carrera del Rock & Roll, así que nos vemos allí. Un abrazo y sigue así, que eres todo un campeon!!!

  14. 5 julio 2010 18:15

    Hola Juan, te devuelvo la visita, muchas gracias. Me ha gustado tu crónica, enhorabuena por tu carrera y superar retos como este. Menudo esfuerzo, para mí sois de otro planeta. Espero algún día, algún año, porder completar una media maratón como vosotros.

    No sé si podré estar en la carrera del Rock & Roll, pero me encantaría, así que igual nos vemos por allí.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: