Skip to content

De qué hablo cuando hablo de correr, de Haruki Murakami

5 abril 2010
tags:


Hacía mucho tiempo que un libro no se dejaba leer tan bien. Bien porque me habían recomendado a este autor con mucha vehemencia desde hace meses y en especial en los blogs en los últimos días, bien por lo identificado que me he sentido con el contenido, me he leído en apenas tres días la última obra traducida y recién publicada en España de Haruki Murakami: “De qué hablo cuando hablo de correr”.

Descartada la preocupación por la salud como motivación primaria ¿Por qué correr? ¿Qué da sentido a esos actos tan inútiles vistos desde fuera? ¿Qué produce esos sentimientos de camaradería y la complicidad que sólo encontramos en nuestra relación con otros corredores?

Correr es la vida en pequeñito. Este sencillo acto es capaz de condensar qué objetivos nos proponemos y el nivel de sacrificio que estamos dispuestos a asumir para conseguirlos.

Correr es encontrar más energía en los fracasos que en los éxitos. Correr te hace fuerte, porque el sufrimiento te pone enfrente de tu debilidad. Llegar a la meta cuando se ha dado todo de uno mismo, produce una fuerza que dura mucho más allá de cada carrera.

Correr enseña y educa, porque la soledad y la experiencia que genera la larga distancia te hace encontrarte contigo mismo y descubrir constantemente cosas sobre ti. Qué familiar esa sensación de conciencia difusa durante la carrera.

Y qué familiares esas historias tan llenas de emoción: su primera carrera entre Atenas y Maratón, en dirección contraria al recorrido de Filípides, un acto aparentemente descabellado y sin sentido; el terrible Maratón de Chiba; el sufrimiento inhumano en el Ultramaratón del lago Soroma y la tristeza y desgana posteriores; los Maratones de Boston y Nueva York,…. Historias de sufrimiento callado que hay que compartir sabiendo que sólo van a entenderte tus camaradas; historias de dureza que te hacen sentir que estás vivo; historias de una felicidad personal casi hipnótica.

Sí, familiares porque uno parece estar leyendo cualquiera de las historias que nos contamos. Definitivamente, Murakami es uno de los nuestros.

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. 5 abril 2010 21:34

    Bueno sí, como tu dices Murakami es uno de los nuestros. Somos secta!! pero de la buena incluuso practicamos el altruismo!

    Gracias por dejarnos tus reflexiones respecto al running. Yo estoy deseando leer también ese manuscrito que imagino disfrutare de cabo a rabo.

    Por cierto, tiene Murakami blog?? es que si es así, verdaderamente es de los NUESTROS.

    Saludos desde la otra orilla

  2. Mij-Mij permalink
    5 abril 2010 22:18

    Había tenido tantas referencias a este libro que también he caído en la tentación y estoy leyéndolo, pero Murakami a diferencia de nosotros no es un corredor popular que se divierte escribiendo, es un gran escritor que vive intensamente la literatura y el running.
    Saludos

  3. 6 abril 2010 06:53

    Tomo buena nota. Gracias.

  4. 6 abril 2010 07:55

    Bonito resumen, Juan.

    Ayer, de casualidad, me encontré con el libro, y ya estoy pagando el insomnio de anoche. Murakami es para mi desde hace tiempo un escritor de referencia, pero no sabía que lo acababan de publicar en español, y fue una gran noticia.

    Muy interesante. ¿Por qué corremos?. Como dice el propio Murakami, sin duda algo hay de ese rato en el que nos encontramos con nosotros mismos. Con nuestros pensamientos vacíos, con lo que nos rodea, con nuestra respiración. Con ese momento en el que disfrutamos de la soledad del corredor de fondo.

    Pero también estoy convencido de que corremos porque eso nos hace sentirnos un poco más vivos.

    Un saludo

  5. CMM permalink
    6 abril 2010 07:59

    Sabía de este libro pero aún no me había animado a leerlo. Lo buscaré y te contaré, Juan.

    Por cierto, leí hace tiempo “la soledad del corredor de fondo”, de Allan Sillitoe. En realidad es un libro de historias cortas, pero la que da título al libro creo que refleja muy bien cómo el correr nos puede ayudar a evadirnos y, al tiempo, a mejorar en algunos aspectos de personalidad.

    Al buscarlo en internet (no recordaba el autor), he visto que la película, de 1962, tiene unas excelentes críticas. Será cuestión de conseguirla.

  6. 6 abril 2010 08:26

    Es la leche el capitulo del Maratón (Atenas-Maratón), es uno de nosotros y fantástica su lectura…

  7. 6 abril 2010 15:07

    Hola Juan, me lo apunto para mi proximo libro de corredores….gracias

    Un saludo
    Quique

  8. Víctor permalink
    6 abril 2010 21:53

    Hola Juan, ya se en que ocuparé el tiempo de descanso para curar las heridas de guerra del MAPOMA. Muchas gracias por la recomendación.

    Un saludo y nos vemos en la Media.

  9. 7 abril 2010 07:20

    Lo he leído en gallego, “Do que estou a falar cando falo de correr”. Totalmente de acuerdo con lo que expones. Un saludo

  10. 7 abril 2010 07:42

    Pues tiene muy buena pinta este libro.

    Me lo apunto y lo busco.

    Muchas gracias por el resumen!!!

  11. Alex permalink
    9 abril 2010 10:18

    Bonitas reflexiones, yo lo llevo esperando años,sé que me va a gustar tanto y me va a durar tan poco que me estoy reservando y posponiendo el momento para leerlo.

  12. ivillar permalink
    9 abril 2010 19:53

    Voy por el capitulo 8, buen libro para corredores!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: