Skip to content

15 Kms. de Tres Cantos, 17 de Enero de 2010

17 enero 2010

Semana aciaga en lo que a entrenamientos se refiere, en la que lo más parecido a una actividad deportiva ha recoger el DVD de la San Silvestre e inscribirme para la Media de Madrid. De hecho, esta entrada, en Domingo por la noche, tiene todo el efecto de una catarsis absolutamente necesaria

El regreso de vacaciones se ha caracterizado por una preciosa nevada y un ritmo de trabajo inaudito. Resultado, más por lo segundo que por lo primero: semana en blanco, y nunca mejor dicho.

Así que con estos inquietantes antecedentes, esta mañana me he dirigido a los 15 Kms. de Tres Cantos, carrera que nunca había hecho y que debería haber supuesto consolidar unas tiradas dominicales de duración adecuada. Qué insensato soy. Al menos, llegaba al fin de semana sin molestias en la pierna derecha.

Por mucho que quiera darle a este blog un tono irónico – humorístico – desenfadado, lo cierto es que muchas de las cosas que me han pasado esta mañana no me van a exigir un gran esfuerzo de creatividad, así que he aquí el relato.

Las carreras de Laetus tienen fama de buena organización. No se puede decir otra cosa de la de hoy. Salida -en dos pasillos, para evitar aglomeraciones- y llegada al lado de un magnífico Pabellón, con vestuarios, duchas, entrega rápida de chips y dorsales,…

Estaban organizadas carreras para los niños, así que una muestra representativa de mi unidad familiar nos hemos acercado, aprovechando además que mi prima y su –como se verá más adelante- proverbial marido viven en la zona, no con el fin de acaparar trofeos, sino de consolidar el dicho de que la familia que corre unida, permanece unida.

Niebla espesa, temperatura muy buena y persistente pero nada incómodo sirimiri, lo que me hizo estar especialmente atento al entorno porque podía ser señal inequívoca de que Jan podía andar por la zona.

Curioso que algunas de las primeras carreras para niños los participantes eran…..dos niños. Y no porque fuera especialmente pronto, es más, no sé por qué, pues esta carrera está más que consolidada, pero lo cierto es que restaba emoción al asunto, si es que alguien además de sus padres hubieran estado interesados

Lo malo de que corran tus hijos es que hay que estar a muchas cosas, no sólo con ellos, sino por aquello de no olvidar que hay que calentar, que no se te pierdan o se los lleven unos desalmados para pedir un rescate….

Una atareada mañana, pues, a lo que contribuyó una rara sensación en los dedos del pie. Cuál no sería mi sorpresa, cuando compruebo que resulta que ¡¡ llevo un roto en los calcetines ¡! Para más deshonor, es un enorme agujero en los dedos. Pánico. ¿Pero cómo narices corro 15 kilómetros con un tomate así en los calcetines? Ni siquiera entonando “hoy he perdido mi calcetín / lo he perdido en mi habitación –oh yeah, oh no- / he ido al trabajo /descalzo de un pie / me han dicho guarro / y no sé porqué”, canción habitual mi adolescencia, encontraba consuelo. Afortunadamente, para esto está la familia. La Diosa Fortuna, en forma de calcetines idénticos (los Joma de la carrera BBVA) en los pies del marido de mi prima, me permite salvar la situación. Un poco asqueroso, sí, pero necesidad obliga. Insisto: ojo con los calcetines Joma, y ya sé qué llevar de repuesto a partir de ahora.

Probablemente este stress inducido, que decimos los psicólogos, acumulado al de la semana, es lo que hizo que no me sorprendiera al ver en mi Garmin las 160 pulsaciones. Bueno, ya bajará. Pues no. Joé. ¿Voy a correr con un calcetín prestado y a 160 pulsaciones parado?

Miro el Garmin de nuevo. 38. ¿Me he vuelto bradicárdico? Porque si es así, me pongo de los primeros, que arraso. Pero es muy improbable. Miro otra vez. Cero. Me dan ganas de gritar. A ver, pila tiene. Muerto, no estoy. Ah, ya. Es que la cinta del pulsómetro no vale si se pone al revés, con el medidor a la espalda.

Confiando en que nadie se entere jamás de estas dos pifias, que pueden dar con mi imagen por los suelos, voy a la salida, no sin antes saludar a Ana, otra blogera y corredora de pro -según me ha dicho, por allí andaba Hita-. Me encuentro con David, ídem de ídem, (qué tío más majo) y charlo con él unos metros antes de concentrarme en mi carrera, que no podía sino tomarme como una tirada sustitutiva, dados los antecedentes. 1:29:20, esto es, de lo más normal, aún así para estar contento, un aviso de que no puedo relajarme –muy bien en la primera mitad, acusando en la segunda el ritmo de entrenamiento- y en lo positivo toda una experiencia de control de pulsaciones, que he terminado con 173 de media. Ahora, cuando tenga continuidad, creo que voy a notar los progresos rápido.

Los chavales han corrido conmigo los últimos 400 metros (de hecho, al pequeño han tenido que sujetarle tres veces en distintos tramos para que no saliera detrás de mí, qué pundonor tiene), lo cual es toda una satisfacción.

Esta carrera está diseñada con tiralíneas, circula por los polígonos y zonas residenciales de Tres Cantos, pasas por los mismos sitios varias veces, pero no se hace aburrido –si no conoces Tres Cantos, claro-. Continuamente te estás cruzando con los que van delante y detrás. Hay suficientes cuestas para que no te relajes, calles amplias, con poca gente, eso sí, muy bien el avituallamiento (en los kilómetros 5 y 10). Fluidez en la llegada y una de las camisetas de mejor diseño que tengo. Está bien la carrera. A ver qué tal la semana.

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. 17 enero 2010 21:22

    se te echaba de menos, juan…

    que mala fama me echáis, que conste que llevo tres días seguidos corriendo sin lluvia, ni viento, ni nieve, con 8-10 grados…

    me ha encantado la crónica. Lo del tomate en el calcetín es para morirse.

    un abrazo.

  2. 17 enero 2010 21:34

    Desde luego todo se te estaba poniendo en contra. Así tiene más merito.

    Algo habitual con los pulsómetros es que se vuelvan locos cuando estás esperando para salir con las señales que reciben de los de los demás corredores.

  3. 17 enero 2010 21:56

    La verdad, me da mucha pena no haber estado en ésta. Es que era en casa.
    He pasado corriendo poco antes de salida y he visto el ambiente,
    A ver si nos vamis recuperando.

    Un abrazo y ánimo con los entrenos y con lo otro

  4. 17 enero 2010 22:15

    Jan: gracias, como siempre. Lo del calcetín, surrealista.
    Vicman: si, y por si no fuera poco, ya me ocupo yo de volverlos más locos
    Risco: mucho ánimo, sigo en el blog tu evolución, verás cómo pronto lo tienes olvidado. La pena es que sólo había 800 personas, la carrera no se lo merece

  5. 18 enero 2010 07:20

    Todo en contra, pero al final lo solucionaste y con muy buen tiempo.

    Un saludo.

  6. 18 enero 2010 08:21

    Muy bien contado.
    Entonces, ¿estabas muerto a la salida o es que eres un chapuzas?
    Nos vemos.

  7. Alex permalink
    18 enero 2010 10:21

    Buena crónica, hay que renivar la flota de calcetines, un pack de 3 de esos del Decathlon por ejemplo. Me has hecho reir

  8. 18 enero 2010 16:21

    Juan, me alegra leerte nuevamente! me encantan tus crónicas!
    Buen tiempo, enhorabuena, a seguir haciendo esos rodajes-carrera!

    Por cierto, casi me anoto a esa carrera, me la recomendaron por la buena organización, pero Getafe es la próxima semana!
    Además, me acabas de acordar que no recogí el diploma/DVD de la San Silvestre, grrrrr se me olvidó!!

    Te sigo leyendo!
    bss
    Tania

  9. 18 enero 2010 17:15

    Je, je, je… que gracia lo del calcetín! menos mal que encontraste un recambio!

    Felicidades por ese tiempo!

    En cuanto tengas un poquito de continuidad ya verás como bajas las pulsaciones y esta vez no será un error del pulsómetro, serán las tuyas buenas!

    Un saludo!

  10. 18 enero 2010 21:56

    Tranquilon estabas en la salida, a lo Indurain… buena tu crónica y la canción…
    Slds

  11. 19 enero 2010 06:27

    Hola Juan, así es como hay que empezar una carrera, con imprevistos y solventandolos…

    Esta carrera me la apunto para el año que viene, tiene una pinta estupenda, a seguir entrenando que ya no nieva, no tenemos excusas.

    Un saludo
    Quique

  12. 20 enero 2010 19:04

    Enhorabuena por la carrera y la crónica, José.
    Un saludo y ya nos veremos en otra.

    David.

  13. 23 enero 2010 09:17

    Fer: bueno, la crónica responde por mí ¿no?
    Tania: ay, ay, ay, esa cabeza…tampoco te pierdes nada con el DVD este año, lo único que te aseguras la plaza para el año que viene. Esta carrera está muy mal puesta en el calendario, pero está muy bien, como dice Quique
    David: un placer vernos de nuevo. Buena carrera
    Un saludo para los demás y gracias por la visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: